Acabar con los topos en el jardín

Los topos no son nada deseados en el jardín porque además de alimentarse de gusanos y larvas pueden acabar haciendo importantes destrozos en el césped y ser bastante molestos por sus toperas que pueden llegar hasta los 15 metros de profundidad e incluso afectar a que se sequen los árboles.

Una vez que se conoce la existencia de los topos hay que luchar contra ellos, especialmente en otoño y primavera. No es necesario matarlos, sino que lo ideal es simplemente ahuyentarlos y si es para siempre mucho mejor.

Lo más efectivo, y que hay en muchos jardines y casas aunque en muchos otros no, es contar con mascotas como los perros o gatos en el jardín. Los gatos no sólo ahuyentan los ratones, también lo hacen con los topos.

Además, otra idea, y en caso de no contar con ningún perro ni gato, se puede poner trapos empapados de gasolina en las toperas, o bolas de naftalina, alcanfor, o incluso la boca de botellas vacías.

Se puede también reducir el tamaño del césped con pequeños jardines, setos o senderos, ya que los topos prefieren un terreno liso.

En las tiendas también hay trampas para topos, o incluso ahuyentadores eléctricos, pero lo mejor es contar con métodos naturales como los indicados anteriormente.

Escrito por bea | 12 de noviembre de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Cesped | Etiquetas:

Entradas relacionadas

No hay entradas relacionadas.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta