Cerezos de flor para el jardín

Los cerezos de flor son una planta de la familia de las rosáceas con una floración especial a finales de invierno y principios de la primavera, a pesar de la poca duración de esta floración. Son una opción interesante y con cierto encanto para el jardín, incluso una buena forma de crear caminos.

Con respecto a sus cuidados, se recomienda tenerlos a pleno sol y proteger de las heladas en invierno. En época de crecimiento se debe regar a diario, sin que caiga en flores abiertas, y en invierno no se requiere regar mucho. Requiere un mantenimiento, como todas las plantas, pero los resultados son satisfactorios.

Se debe abonar cada dos semanas después de la floración, pero en invierno nada. Sin embargo, en invierno se deben podar las ramas cuando sea necesario, dejando en correcto estado la planta.

Los cerezos de flor se pueden poner en el jardín, en pequeños grupos o aislados, cualquiera de las opciones es válida, incluso para alinear calles estrechas y senderos de jardín. Sólo hay que pensar dónde ponerlos y ponerse manos a la obra, es una opción interesante para el jardín.

Escrito por bea | 27 de enero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Plantas | Etiquetas:

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta