Consejos para trabajar con macetas

Si vas a trabajar con macetas, lo principal es elegirlas, sobre todo teniendo en cuenta el tamaño y los materiales. Se requiere un buen tamaño porque si es más grande puede recibir más nutrientes de los que necesita y si es pequeño no deja crecer, y los materiales porque si bien lo más económico y habitual es el plástico las macetas de barro o terracota son muy buena opción. Para evitar las manchas, se puede poner un plato en la base.

En los sustratos, se recomiendan las tierras nutridas. No se recomienda tierra del jardín sino otra más preparada. Y para el drenaje se debe preparar una capa de cantos rodados en el fondo de la maceta. Las macetas no se deben poner a pleno sol porque se podrían calentar demasiado.

Los musgos y líquenes pueden quedar en la maceta, pueden ser interesantes, pero en caso de querer eliminarlos se puede utilizar amoniaco con un pulverizador.

Según sea necesario, habrá que cambiar la maceta por una que se adapte bien a lo que requieren las plantas con el paso del tiempo.

Escrito por bea | 24 de marzo de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Consejos | Etiquetas:

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta