Cuidados de los rosales en Otoño

En esta época, los rosales necesitarán unos cuidados especiales, ya que no requieren los mismos cuidados en otras épocas del año como en otoño.

En otoño se puede preparar el suelo para tener más rosales. Para ello se puede arar a 40 centímetros de profundidad, retirar elementos que molesten y poner musgo, compost, estiércol o algo que ayude a mejorar el suelo. Se hará un abonado orgánico de fondo. Se puede plantar a raíz desnuda ya que el abono orgánico empieza a descomponerse con la lluvia y agua. Se pueden preparar agujeros de forma individual. Se puede además renovar el acolchado.

Se puede optar entre abono orgánico y químico cada 15 días con quelatos de hierro y zinc cada mes para que el follaje se mantenga. En diciembre se debe suspender el abono.

Los rosales requieren lugares soleados. Se debe cubrir el pie de los rosales recién plantados con compost o estiércol para evitar que el suelo se seque protegiendo las raíces de heladas y alimentando al rosal.

En otoño se riega de forma más espaciada dependiendo de las lluvias, incluso llegando a suprimirlo. Se puede regular el programador para regar menos, una vez por semana si no reciben agua sino menos.

Imagen vía: IHQ

Escrito por bea | 23 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Cuidados jardinería | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta