Cuidados del ajo

Se puede poner ajos en una maceta, y se puede poner en el jardín o en la terraza, siendo una buena idea en entornos más urbanos para contar con unos ajos deliciosos para la cocina. Para ello se recomienda mucho sol, algo de humedad y un buen suelo fértil.

Los ajos no requieren muchos cuidados ni un cultivo complicado, lo único que hay que tener es algo de paciencia. Se planta generalmente en otoño o principios de invierno. Se requiere una maceta no muy grande, arena de río, tierra negra y unos dientes de ajo. Se perfora la base de la maceta, si ya no tiene su respiración, para que pueda drenar el exceso del agua.

Se debe preparar sustrato con dos partes de tierra negra y una parte de arena, se entierran allí los dientes de ajo a cuatro dedos de profundidad y a una distancia considerable y se va regando de forma moderada mientras se forma el bulbo, una vez aparezca la floración se reduce el riego. Ya queda menos tiempo para contar con unos ricos ajos, aunque se recomiendan secar al sol antes de consumir.

Escrito por bea | 21 de marzo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Huerta | Etiquetas: , ,

Entradas relacionadas

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta