Cuidados del kalanchoe

El kalanchoe es una planta ideal para la casa con la particularidad con respecto a las demás de que no se requieren muchos cuidados y es realmente hermosa para la decoración. Ideal para personas ocupadas o que no quieren dedicar mucho a las plantas, pero que quieren algo hermoso en ella.

El kalanchoe es una planta de la familia de las crasuláceas que florece en primavera y puede vivir sin exceso de agua ya que sus  hojas y tallos acumulan agua. No se requiere mucha agua en el riego, aunque en verano se requiere un regado abundante con menor cantidad que en invierno.

No acepta la luz directa, pero sí requiere mucha luz, puede ir bien en la semisombra o sombra. Soporta los ambientes secos, pero no bajas temperaturas ni heladas.

Ha de plantarse en una zona con buen drenaje y hacer abono con fertilizante líquido cada dos semanas.

Para podar, se despunta el brote principal para favorecer la floración. Se puede trasplantar en primavera después de la floración, se multiplica por esquejes.

Como pueden atacar plagas o enfermedades, se puede utilizar un insecticida o fungicida si es necesario.

Escrito por bea | 17 de noviembre de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Plantas | Etiquetas:

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta