Decorar un jardín con luces

El jardín es un lugar ideal descansar tras la  dura jornada laboral, sobre todo en este verano y más todavía por las noches. Por ello, para que esta área consiga una gran sensación de comodidad en horario nocturno,  se debe tener un adecuado sistema de iluminación.

Hay muchos tipos de iluminación artificial para áreas en exteriores, incluso varias especializadas para áreas verdes. No importa cuáles sean las circunstancias, la más idónea para un jardín son las graduables y no las absolutas, ya que  con ellas se pude fijar la disposición que los puntos de luz tengan sobre el espacio.

Así, uno pude apostar por una iluminación suave con varios faroles para el jardín. Además, se puede optar por una iluminación intensa con muchos puntos de luz y en diferentes colores para eventos nocturnos al aire libre, como una cena, una fiesta, o simplemente por motivos de seguridad.

Por otro lado, una iluminación indirecta junto a las plantas, árboles y arbustos, creará una dimensión muy atractiva y acogedora. Para ello se pueden usar focos de luz cálida o balizas.

Asimismo, a pesar de los flamantes modelos de marcada vocación innovadora, la luz en exteriores continúa  siendo un feudo del estilo clásico. Los antiguos faroles y candiles se reproducen en las calles, jardines y parques con casi la misma profusión. Tanto de pared, de pie o para colgar en el techo, los hay de muchos estilos.  También, los caminos y pasillos que van a otras zonas del jardín necesitan luz más que otros lugares. Así, existen numerosos diseños, modelos, materiales, acabados y estilos que  ayudan a crear un entorno mágico y con mucha personalidad.

Por último, en la piscina se puede conseguir de manera fácil un ambiente romántico al borde del agua. Solo se necesitan unas velas flotantes para la piscina  y unas antorchas para completar la iluminación.

Escrito por bea | 27 de mayo de 2014 | 0 comentarios
Categorias: Decoración Jardines | Etiquetas:

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta