El espino de fuego

El espino de fuego es un arbusto que le puede ofrecer mucho color al jardín principalmente en Otoño. Florece en los meses más cálidos, empezando el otoño. Sus bayas son de varios colores: rojas, amarillas o naranjas, y le dan un aire muy especial al espino de fuego hasta que empieza el invierno.

El espino de fuego se puede multiplicar por semillas en primavera o la temporada de Otoño, estos próximos días son ideales para su plantación, o por esquejes en verano.

No necesita muchos cuidados, con un poco de riego es suficiente y no es necesario podar mucho, llega con que se haga en invierno quitando elementos muertos. Aguanta bien en la semisombra o a pleno sol. Existen varias plagas y enfermedades, por lo que hay que tener cuidado con ello.

Se utiliza también para la creación de infusiones o dulces. Los frutos hacen mermeladas y las semillas infusiones. Además de su belleza natural, se utiliza para otras cosas como podemos ver.

Es un arbusto de pared ideal para el otoño que empieza para poner a pleno sol y que necesita estar en el exterior, así que da color a tu jardín en otoño con el espino de fuego.

Escrito por bea | 10 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Sin categoría |

Entradas relacionadas

No hay entradas relacionadas.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta