Los claveles para el jardín

El clavel es una planta que necesita poco mantenimiento y suele crecer muy bien en suelos ordinarios y con buen drenado. Los claveles se multiplican por esquejes, y los trasplantes deben ser en otoño.

Los claveles requieren una buena iluminación y un riego moderado, para evitar pudrir el tallo, y constante. Se recomienda un suelo rico, poroso y con buen drenaje. En los meses de calor se debe abonar una vez por semana, el resto del año es suficiente con hacerlo una vez al mes.

El período de floración es entre el final de la primavera y las primeras heladas. Es necesario quitar las flores dañadas o secas tan pronto se presenten. Pueden afectarle plagas, como los pulgones, trips y torbrix europeo; o enfermedades como la roya o fusariosis, entre otras.

Para el jardín, los claveles son una buena opción ya que son plantas bellas, de diferentes colores aunque más conocida la roja, y aromáticas. También es bueno ya que aleja los malos insectos del jardín. De hecho, es una de las flores más utilizadas para el jardín y de las más vendidas, junto con las rosas.

Escrito por bea | 26 de diciembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Flores y Plantas | Etiquetas: ,

Entradas relacionadas

No hay entradas relacionadas.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta