Qué es y consejos para escarificar

Escarificar es una acción que se realiza con un rastrillo o una máquina escarificadora. Sirve para eliminar el fieltro, capa de restos de tierra, raíces y hojas secas que se acumulan en el suelo y perjudican el césped.

En el primer caso las púas metálicas arrastran y desenredan los restos bajo los tallos del césped para retirarlos y ver si existen zonas problemáticas. Se araña con el rastrillo de forma enérgica, es algo que lleva trabajo. Con la máquina es más sencillo, aunque hay que tener la máquina.

Es una labor muy importante para el correcto estado del césped que se debe realizar en primavera y en otoño. Se eliminan los restos de tallos de siega y musgos y malas hierbas. Después de ello se puede poner semilla al césped para repoblar o añadir abono de liberación lenta para que arranque con más fuerza.

Antes de escarificar, el césped ha de tener un corte bajo y estar húmedo. Se puede escarificar en dos pasadas. Después se ha de quitar los restos y desechos.

Escarificar las semillas es una técnica que busca abrir o debilitar la cutícula o estructura externa de semillas para que la radícula se abra y haya una buena germinación.

Se puede hacer por corte, con un pequeño corte a la semilla en caso de semillas grandes o cubiertas duras, o por abrasión. También hay la escarificación química.

Escrito por bea | 21 de noviembre de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Cesped | Etiquetas:

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta