Recuperar las plantas dañadas del verano

Las plantas pueden dañarse por exceso de calor, especialmente en el verano y con las vacaciones, ya que no se le pueden ofrecen los cuidados que necesitan. El sol puede dañar a las plantas, y aunque programar el riego automático es una opción interesante, a veces ni se puede ni evita esto.

Los bioestimulantes son fertilizantes que actúan como protectores, para favorecer la resistencia contra clima, enfermedades y otros agentes externos, como mecanismo de defensa. Son una buena opción para prevenir daños, y además existen varias opciones.

Se debe trasplantar el ejemplar dañado para sustituir por otra tierra con mejores condiciones, se podarán las raíces inferiores en mal estado y se envuelven en papel absorbente. Se ponen en otro sitio con tierra con buen drenaje y algo de agua para humedecer. No se debe regar más hasta que se recuperen las raíces inferiores.

Se coloca mientras tanto a la sombra, para que no se dañen más, se puede encerrar la planta en una bolsa para evitar que el agua no se evapore. Dos veces al día se saca la planta para que airee. Cuando esté la parte superior seca es el momento de regar, sin ser en exceso.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta