Riego por goteo automático

El riego por goteo ya lo hemos comentado anteriormente, comentado que se puede realizar, y de hecho es muy aconsejable, mediante un riego por goteo automático.

Éste contará con un programador, que es el que programa las fases del goteo y lo que sea necesario, electroválvulas que se abren y cierran según está programado, arquetas que es donde se encuentran las electroválvulas, el regulador de presión donde se ajusta la presión (Necesariamente baja), las tuberías, el filtro que se debe poner junto al reductor de presión, los goteros que pueden ser de botón o integrados y otros elementos.

Los goteros van a ser lo más importante, aunque cada componente es importante. Cada gotero suele echar cerca de 4l/h de caudal. Es importante elegir una buena separación entre goteros para aprovechar todo el potencial de este sistema, siendo el máximo de separación de un metro y dependiendo de muchos factores. Para  una línea de más de 100 metros de riego se deben comprar goteros autocompensantes, recordando que los integrados no lo son.

En verano, por su puesto la frecuencia de riego es más y todos los días, mientras que en otras primavera y otoño puede ser 3 veces por semana y en invierno según las lluvias que se produzcan pero desde luego con menos frecuencia que el resto de épocas. Aunque el coste de instalación suele ser elevado, merece la pena por el ahorro de mano de obra y por el ahorro de agua que se producirá mediante este sistema. Sin embargo, es ideal para jardines grandes.

Escrito por bea | 28 de agosto de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Cuidados jardinería | Etiquetas: , , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta