La hierbabuena en tu jardín

| |

La hierbabuena es una planta aromática de hoja perenne que destaca por su aroma con un sabor muy parecido al de la menta, y puede llegar a alcanzar el metro de altura. Sus hojas son aromáticas y serradas, con flores que se componen de un cáliz con cinco sépalo y corola lila. La hierbabuena florece principalmente en verano. Se puede cultivar en el propio jardín o en macetas.

Crece con facilidad en climas templados aunque soporta el sol. Crece en lugares húmedos y es ideal en suelos arcillosos. Necesita suelos frescos y lugares húmedos para su mejor cultivo. En primavera es recomendable utilizar fertilizantes minerales, y debe contarse con bastante agua a lo largo de todo el tiempo.

A la hora de la recolección  hay que cortar los tallos antes de florecer, hasta 3 veces al año, separando las hojas dejando para secar en un lugar ventilado. Las ramas pueden contarse en cualquier momento para utilizarlas frescas.

Como planta medicinal, la hierbabuena tiene varias propiedades entre las que destacan el antiinflamatorio, analgésico, antiséptico, estimulante y antiespasmódicas. Se utiliza como infusión, como condimento para las comidas e incluso como componente de aceites esenciales.

Previous

Fuente de iluminación del Mediterráneo

Un jardín con adormideras es posible

Next

Deja un comentario